Mi experiencia como alumna de e-Learning

Posted on 5 noviembre, 2011


diario

Desde mi experiencia en el e-learning como estudiante, posición desde la cual hablaré en esta intervención, ha sido un proceso muy interesante recorrer la historia del desarrollo de estos procesos de aprendizaje, que, como se dice, son en principio asíncronos y sin una presencialidad.

Dejando a un lado mi formación universitaria presencial de base, fui estudiante de la UNED del 96 al 2011. De la UNED siempre me gustó la posibilidad de elegir un autor o un tema y profundizar en él, pudiendo dejar de lado otros contenidos. Llegar al “examen” era hacerlo a un espacio donde elaborar un ensayo sobre el camino recorrido.

Eso sí, en la UNED mi percepción siempre fue de unidireccionalidad. Los últimos años se incluyeron foros de seguimiento, pero esto siempre fue más un canal informativo que una interacción constante y básica para el aprendizaje.

Sería uno de esos casos que aquí se apuntan como posible fracaso del e-learning para otros estudiantes, aunque para mí la metodología de la UNED siempre fue clara en cuanto a sus propuestas y objetivos. Por lo cual aquí yo hablaría de la diferencia en las expectativas y necesidades de los alumnos.

En el 2006 hice un par de posgrados en la UOC, más interactivos. En un caso habìa una relación de carácter evaluativa, correcta pero poco inspiradora, a través del email y los foros. En el otro, habìa un exceso de alumnos o de intervenciones extensas y pr ofusas, que generaban más ruido y más descentramiento por el exceso de interacción, lo cual me hizo abandonar (es mi único caso de abandono).

En lo profesional soy autodidacta, al haberme desarrollado durante 15 años en un campo, el del marketing online, en perpetua mutación y donde poco habìa escrito. Esta manera de afrontar lo nuevo en mi campo me hizo experta en probar herramientas, lenguajes, en experimentar entornos, prácticamente sin “tutorización”.

Posteriormente en 2011-2013 hice un máster que podríamos llamar blended, pues un 15% de las horas eran presenciales al inicio. Creo que esta fórmula, en el caso de poder contarse con ese mínimo de horas, enriquece enormemente la experiencia, pues posibilita el establecimiento de vínculos con los profesores y esto facilita el proceso de transferencia de conocimiento. No he encontrado en los materiales suficiente referencia a la importancia del contacto humano en el aprendizaje.

En el curso que nos atañe, he encontrado cierta dificultad con el uso de material audiovisual, al cual no estaba tan acostumbrada. Creo que puede ser un buen recurso, aunque en ocasiones la acumulación de vídeos de larga duración (la cual se ve a priori) puede ser un obstáculo. En mi caso estoy más acostumbrada a leer artículos en pdf y a tomar un papel más activo en la interpretación de la información. En este caso, entregarme a la escucha de un vídeo en ocasiones ha sido estimulante y en otras francamente aburrido; para cuando llegaba a los links, mi atención había descendido.

Anuncios
Posted in: Leído Anoche